• 1371
    0

    Las personas que viven con una discapacidad física, sensorial, intelectual o de otro tipo, por mucho tiempo fueron consideradas incapaces de ejercer su sexualidad, creyéndolos seres asexuados e infantiles. Estas creencias actualmente han cambiado radicalmente y se reconoce que sus derechos incluyen la búsqueda del placer sexual, la relación de pareja, la reproducción, entre otros ...